MENU

Posted on ene 7, 2015 | 0 comments

El sabor del Texas clásico

En el oeste texano existe una ciudad que posee el olor a cuero y elegancia vaquera. Bienvenido a Fort Worth.

fort_worth_2

El reloj marca las 11:30 horas. Estamos justo en la Stockyards Station, parada del Chisholm Trail, justo sobre la avenida Exchange. Ante nuestros ojos aparece y desfila un nutrido contingente de verdaderos vaqueros –cowboys dirán muchos-, los cuales arrean un rebaño de Longhorns, a lo largo de la calle. No, no hicimos un viaje al pasado, estamos en el corazón de la ciudad de Fort Worth, y este ritual en homenaje a su tradición lo hacen todos los días, cerca del mediodía y a las 4 de la tarde, para deleite de visitantes y residentes.

Fort Worth recibe cerca de 5.5 millones de turistas al año y ocupa el décimo sexto puesto entre las ciudades más grandes de los Estados Unidos. Su potencial radica en ofrecer una mezcla inigualable entre vaqueros y cultura, acompañada de grandes hoteles y restaurantes, con el gran contraste entre un fabuloso distrito de arte con los rodeos que se realizan en los históricos Stockyards. En el transcurso de los últimos 150 años, lo que comenzó como un puesto militar, se convirtió en una ciudad sofisticada y cosmopolita.

Aquí comienza el Oeste
Caminar por las calles de Fort Worth es un deleite para quien va en busca de un poco de historia. Muchas de sus avenidas conservan ese aire al Viejo Oeste, casas pintadas de blanco y rojo adornadas con fierro forjado, evocando los pueblos de series clásicas de televisión como “Bonanza”, o de películas al estilo “John Wayne”.

El origen de Fort Worth
Como muchas ciudades del mundo, toma su nombre de un héroe militar, en este caso del general William J. Worth, veterano del conflicto armado contra México. Éste propuso en enero de 1849 la construcción de una decena de fuertes a lo largo de la frontera oeste del Estado de Texas. Worth falleció meses después, en mayo de ese mismo año. Sin embargo, su propuesta fue retomada por el entonces director del Departamento de Texas, el general William S. Harney quien encomendó al mayor Ripley A. Arnold la construcción de un nuevo fuerte. Arnold estableció un campamento a orillas del río Trinity, el cual se transformaría en fuerte. El Departamento de Guerra de los EE.UU., lo nombró oficialmente como Fort Worth el 14 de noviembre de 1849.

Raíces texanas
Aunque la ciudad es base de la actividad agrícola y ganadera de Texas, también es célebre por albergar diversas industrias clave para el Estado, tales como la industria aeroespacial, automotriz, farmacéutica, alimentaria y petrolera.

También es hogar de la Universidad Cristiana de Texas, fundada en 1873, así como de recintos culturales como el Museo de Arte Occidental Amon Carter, el Museo de Arte Kimbell o el Museo de Ciencia e Historia de Fort Worth. Cobija también el pueblo de Log Cabin, una reproducción de cabañas, construidas con troncos durante el siglo XIX, dentro del parque zoológico local.

Paraíso turístico
Fort Worth es un destino que se ha reinventado. Nuevas y renovadas ofertas de hoteles, restaurantes y emocionantes atracciones turísticas forman parte de su renovada reputación como uno de los destinos turísticos de primera clase de los Estados Unidos. Nombrado como el cuarto destino más amigable de los Estados Unidos por Hotwire.com, y el más agradable de América por los lectores de Conde Nast Traveler. La hospitalidad pone el sello dorado a Fort Worth.

Para comodidad del visitante, las principales atracciones de la ciudad están concentradas en tres distritos.

Si desea conocer toda la oferta turística de Fort Worth así como los lugares clave para visitar, busque ViveTexas Magazine, revista de distribución gratuita, disponible en la República Mexicana y en el Estado de Texas, USA, o bien solicítela a:

Minerva Rodríguez
Tel. (1 210) 507 2378, San Antonio, Texas
Tel. (5255) 4170 8759, México D. F.
Email: mrodriguez@vivetexasmagazine.com

Deja un comentario